Osteopenia: ¿qué es?, ¿cuándo y quién la padece?, ¿cómo se detecta?,
 ¿a qué edad?, precauciones a seguir...

Un marcador de riesgo de fractura del que hay que estar pendiente...

Por Ana Cecilia Becerril

Osteopenia significa baja densidad ósea. Es diferente de la osteoporosis, una afección común en la que los huesos son quebradizos y débiles, fracturándose con facilidad. 

La osteopenia no es una enfermedad, sino un marcador para el riesgo de fracturas.

La pérdida del tejido óseo afecta principalmente a las mujeres en período menopáusico provocando un mayor riesgo de fracturas y aplastamientos vertebrales. Al no presentar síntomas es fundamental consultar al médico para establecer un diagnóstico preciso y llevar adelante el tratamiento preventivo o correctivo necesario. 

Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida de la masa ósea, no sólo del mineral sino también de la estructura que lo contiene. De esta manera el hueso se vuelve más poroso, aumentando el número y la amplitud de las cavidades que existen en su interior, provocando una mayor fragilidad en los huesos y una menor resistencia a las fracturas.

 

La pérdida de estos dos elementos se denomina osteopenia y cuando pasa ciertos límites densito métricos se convierte en osteoporosis, siendo mayor el riesgo de fracturas.  

Las personas de edad avanzada tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis no reconocida, la cual pudiera descubrirse sólo después de una fractura (como una quebradura de cadera). 

Actualmente se cuenta con la posibilidad cierta del diagnóstico precoz de la Osteoporosis, empleándose la Densitometría Ósea, con medición de la Densidad Mineral Ósea (DMO) en columna lumbar y de caderas, que son las zonas más sensibles y que mejor evidencian sus variaciones, sean estas las propias de la edad o post terapia, dado que son regiones con alta concentración de hueso de tipo trabecular, que se afecta mucho antes que el hueso cortical.

La densitometría ósea es un examen sencillo e indoloro que mide la densidad de los huesos. Si dicha densidad ya es anormal, cambiar el estilo de vida puede ayudar a disminuir la velocidad del avance de la pérdida ósea y reducir la ocurrencia de fracturas.

El análisis final del examen, no es complejo pero si hay que saber traducirlo y explicarlo con mucho detenimiento al paciente, ya que la medición de DMO, es muy sensible de ciertos parámetros, como no respetar bordes óseos y no considerar áreas adecuadas de tejido blandos, lo que es crítico para cuando la formula de atenuación, tejido blando/ tejido óseo es aplicada por el equipo para el resultado.

No es infrecuente que un análisis final que no siga estas normas básicas, sea mal informado, siendo tan sensible, que un examen mal analizado obtenga valores normales, cuando realmente la paciente presenta Osteopenia o inclusive Osteoporosis, porque consideró una pequeña zona de tejido óseo dentro de los límites de tejidos blandos, o porque el área en tejidos blandos no es adecuada.

Es por eso importante buscar lugares serios y profesionales para poder realizar un buen estudio.

En cuanto al informe del estudio, desde el año 1994 la O.M.S., unificó los criterios de informes, definiendo los parámetros de DMO en:

  • Normal ( +/- 1 d.s.),

  • Osteopenia ( -1 a –2,5 d.s. ), la cual puede subdividirse en leve, moderada y avanzada, según caída cada 0,5 d.s. y

  • Osteoporosis (más bajo que -2,5 d.s.), considerando los valores observados en relación con la población joven de referencia (T-score) , más que la comparación con la población de su misma edad ( Z-score).

Difícilmente una persona adulto mayor, normal para su edad en DMO, podría definirse como normal, para consideración clínica, si ya presenta una pérdida importante de la DMO, con relación a cuando era joven.

No se recomendó por la OMS, además, en la conclusión final del informe, incluir el Riesgo de Fractura, tan usado hasta entonces, quedando este sólo como una condición estadística, en el entendido, que no depende sólo del valor numérico obtenido. No fue extraño ver pacientes llamando a su médico tratante, para consultar si debiesen quedarse en reposo para no fracturarse, ya que en el informe de la Densitometría se indicaba: “Alto riesgo de fractura”.

Resultado de un estudio según criterio OMS.

  • Verde, Normal;

  • amarillo, Osteopenia;

  • Rojo, Osteoporosis. 

En general se recomienda que al menos el primer control de Densitometría Ósea, debe realizarse alrededor de los 40 a 45 años para todas las mujeres y los 55 a 60 años para los hombres. Es conveniente realizar controles mas tempranos, especialmente en mujeres que tengan factores de riesgo asociados, con tal de detectar rápidamente disminución de la masa ósea e iniciar precozmente alguna terapia, que permita preparar mejor a la paciente para su estado post menopausia, ya que de esta manera se puede tener un mejor parámetro de proyección futura, según las curvas de evolución de la DMO, que caen significativamente posterior a los 45 años de edad.

El control de hombres es menos frecuente, dado por variables, tan simples como falta de conciencia u olvido que la Osteoporosis puede estar presente en ambos sexos. Los controles sucesivos en hombres al igual pueden ser más espaciados. 

Factores de riesgo

Varios factores aparte de la baja densidad ósea aumentan el riesgo de fracturas: 

  • Edad: la posibilidad de sufrir una fractura aumenta con la edad.

  • Caídas: la mayoría de las fracturas son ocasionadas por caídas.

  • Los problemas de la vista pueden ocasionar caídas y fracturas, y deben corregirse de ser posible.

  • Fumar debilita los huesos.

  • Tomar más de dos vasos de alcohol al día aumenta la posibilidad de fracturas de cadera.

  • El bajo peso corporal puede llevar a un mayor riesgo de fractura de cadera.

  • Las mujeres blancas tienen un riesgo aproximadamente dos o tres veces mayor que los hombres o las mujeres de raza negra o hispanas.

  • Las fracturas previas son señal de un mayor riesgo.

  • La fractura de la columna vertebral usualmente indica osteoporosis y un riesgo particularmente alto de fracturas adicionales de la misma.

  • Los hijos de padres que han sufrido fractura de cadera tienen un mayor riesgo de sufrir la misma fractura.

  • Ciertos medicamentos, en especial los corticosteroides y los inhibidores de la aromatasa (se usa para el cáncer de seno), ocasionan pérdida ósea y aumentan el riesgo.

  • Las afecciones médicas, incluyendo apoplejías con debilidad, artritis reumatoide, diabetes y enfermedad de Parkinson, aumentan el riesgo  

Para evitar fracturas

  • Mantenga un peso saludable, lleve una dieta balanceada y haga del ejercicio regular un hábito diario. El ejercicio que soporta peso (como caminar) es bueno para generar músculo, mantener la salud de los huesos y de las articulaciones y la condición física general.

  • Exponga su piel a 10 minutos de luz solar al día para asegurarse de que tiene suficiente formación de vitamina D en el cuerpo. Use alimentos fortalecidos con vitamina D o tome un suplemento de vitamina D si lo necesita.

  • Consuma alimentos ricos en calcio (productos lácteos, vegetales verdes con hojas) y considere tomar un suplemento de calcio.

  • Sométase a pruebas de densidad ósea de acuerdo con las recomendaciones de su doctor.

  • No fume.

  • Existen medicamentos para tratar la osteoporosis. Estos pueden incluir bifosfonatos (reducen la pérdida ósea y aumentan la densidad de los huesos), moduladores de los receptores de estrógeno, terapia hormonal con estrógeno u otras hormonas que ayuden a mejorar la densidad ósea. Algunos reducen el riesgo de fracturas de columna, no de cadera y otros tipos de fracturas. Estos medicamentos también pueden tener otros efectos y riesgos que usted debe discutir con su médico. 

El decálogo de las indicaciones más frecuentes, para realizarse una Densitometría Ósea incluye:

  1. Mujeres mayores 45 y hombres mayores de 55 años.
  2. Menopausia temprana.
  3. Antecedentes familiares de Osteoporosis.
  4. Uso prolongado de Corticoides.
  5. Osteopenia a la Radiología.
  6. Enfermedades Tiroideas o Paratiroideas.
  7. Hábito tabáquico y/o baja ingesta de calcio.
  8. Talla baja y mal nutrición.
  9. Fractura por traumatismo menor.
  10. Patologías como Insuficiencia Renal o Hepática Crónica.
  11. Niños con alteraciones óseas metabólicas, desnutridos

Visita a tu médico y pregunta por este estudio si tienes alguno de los puntos anteriores.

Durante todo el mes de Marzo se ofrecerán descuentos en densitometrías óseas centrales hasta al 50 %.

Para ser beneficiadas, las mujeres interesadas sólo deben llamar a los teléfonos 54-81-97-08 en el DF, y la línea 01 800 017 66 00, lada sin costo del interior del país, donde les informarán la ubicación de los centros más cercanos a su domicilio en los que pueden realizarse la densitometría central, la prueba más certera para determinar si una mujer tiene riesgo o padece osteoporosis.

*Dra. Ana Cecilia Becerril Sánchez Aldana
Medicina General y Medicina Estética
currículum

Nos gustaría saber qué temas deseas encontrar en esta sección. Escríbenos.

otros artículos...

En esta sección:

Un sitio diseñado, implementado y administrado por Edicomsa Servicios Editoriales y de Comunicación, S.A. de C.V. 
Todos los Derechos Reservados . Creado en noviembre de 1999.

arriba