Las manchas en la piel

Las lesiones dermatológicas elementales son los signos con los que se expresan todas las enfermedades de la piel, como si fueran las “letras” del alfabeto dermatológico

Por Ana Cecilia Becerril Sánchez Aldana*

Las enfermedades de la piel se manifiestan más por signos que por síntomas, entre estos apenas tenemos al prurito, el dolor y los trastornos de la sensibilidad, evidentemente subjetivos, en cambio los signos son muchos y constituyen lo que llamamos lesiones dermatologías elementales. 

Las lesiones dermatológicas elementales son los signos con los que se expresan todas las enfermedades de la piel, como si fueran las “letras” del alfabeto dermatológico, sin conocerlas no podemos “leer” en la piel. Son entre 18 y 20 según varios autores y las dividimos en primitivas si aparecen sobre una piel normal y secundarias cuando asienta sobre las primitivas. 

Cuadro explicativo de las lesiones dermatológicas elementales

  Primitivas Secundarias
  Mancha  Costra
Levantamiento de contenido líquido      Vesícula  Escama
  Ampolla  Escara
  Pústula  Ulceración
  Absceso  Cicatriz
    Esclerosis
Levantamiento de contenido sólido Pápula  Atrofia
  Nódulo-goma Liquenificación
  Nudosidad Verrugosidad
  Roncha  Vegetación 
    Neoformación

La Mancha. Es un simple cambio de coloración de la piel, sin relieves. Estas manchas pueden clasificarse según el trastorno que provoque ese cambio de color. 

Manchas tipo vascular. Puede haber una simple congestión de los vasos de la dermis y entonces llamamos al resultado mancha congestiva o eritematosa, la cual se borra al hacer presión o bien hay una extravasación de eritrocitos y la mancha también de color rojo no se borra con la presión, se le llama mancha de tipo purpúrico. Dentro de este tipo de manchas vasculares pueden quedar las debidas a las neoformaciones de vasos como es el caso de los angiomas y telangiectasias. 

Manchas pigmentarias. En este caso lo que varia es el pigmento de la piel: la melanina y pueden ser acrómicas si falta el pigmento, hipocrómicas si disminuye solamente y pigmentadas o hipercrómicas si aumenta el pigmento. 

Ejemplos:

  • manchas eritematosas las vemos en el lupus eritematoso, en una dermatitis

  • las purpúricas se observan en la púrpura, en vascularitis

  • manchas acrómicas se presentan en el vitiligo y mal del pinto

  • hipocrómicas en los casos indeterminados de lepra y en la pitiriasis alba e

  • hipercrómicas en el melasma y en el eritema pigmentado fijo por medicamentos.

Las manchas por depósitos de pigmentos ajenos a la piel o manchas artificiales

  • tatuajes, a la coloración ictericia de las hepatopatías,

  • ocronosis por la presencia de un pigmento derivado del metabolismo erróneo del ácido homogentisico,

  • hemocromatosis en la cual al aumento de melanina se añade la coloración del fierro depositado en los tejidos

  • color amarillento de los carotenos en personas que comen muchas zanahorias

  • y el color plomizo o argentado que producen las intoxicaciones por plomo y plata.

Las manchas en la cara o en el cuerpo son en la mayoría de los casos indeseables para quienes la sufren.

La piel normal contiene células que producen la pigmentación llamadas melanocitos (cargadas con melanina, la sustancia que produce el pigmento). Si tenemos áreas decoloradas o pálidas es indicación de pocos o no muy activos melanocitos. Si el área esta hiperpigmentada indica lo contrario.

Si la piel esta hiperpigmentada las manchas pueden ser en la forma de lunares, pecas, cloasmas y las manchas de la edad.   

La hiperpigmentación puede ser causada por muchos factores tanto internos como externos. 

Entre los factores internos se encuentran: Algunas enfermedades como el mal de Addisson pueden causar pecas o manchas en la piel.  Si se esta absorbiendo mucho hierro esto puede manchar la piel. Cambios hormonales durante el embarazo son una de las causas más comunes en las mujeres, lo mismo sucede durante la menopausia. La deficiencia de hierro, calcio, Vitamina A, E y B también pueden causar que la piel se manche. 

Factores Externos: Las manchas, llamadas paño en muchos países, son en la mayoría de los casos debidas a factores externos.  El sol es el culpable de las manchas en la piel.  Los rayos ultravioleta dañan las células. Algunos productos agravan el problema como el uso de cosméticos o fragancias contendiendo alcohol y exponiéndose al sol.

Algunos cosméticos que contienen colorante con preparaciones de mercurio si se usan sin seguir las instrucciones pueden causar manchas. Algunos medicamentos tales como algunas medicinas para la alta presión, la diabetes, el insomnio y las pastillas anticonceptivas. El acne, pequeñas irritaciones al afeitarte o rasguños pueden producir manchas, si no se exponen al sol estas manchas desaparecerán en el transcurso de varios meses.       

Los cloasmas o melasma son las manchas que normalmente le aparecen a las mujeres después de los 30 años en la cara sobre todo en las mejillas, la frente y la barbilla.  Son el producto del sol y el efecto de cambios hormonales debidos a los embarazos o las pastillas anticonceptivas. Las llamadas manchas de la edad son el producto de años de exposición al sol sin protección. Aparecen en las áreas más expuestas al sol como las manos, brazos, la cara y otros.  

La hiperpigmentación es más común en pieles oscuras.  Estas pieles son las que se broncean fácilmente y no se queman con facilidad.  Este tipo de piel es común entre las razas del Mediterráneo, las pieles asiáticas, las amerindias, árabes, algunas partes de Europa del Este, África y Polinesias.  

Aun si la causa de las manchas no es la exposición o sobre exposición al sol, este siempre agrava el problema. El sol hace que las manchas se vuelvan visibles y más oscuras.  Los daños del sol en la piel pueden ser vistos con ciertos filtros de luz antes que sean visibles normalmente, el sol hace que estas manchas invisibles en condiciones normales se intensifiquen haciéndose visibles.

Es imposible evitar el sol por completo pero fácilmente podemos evitarlo a las horas más fuertes. Después de todo estamos evitando manchas, arrugas y hasta cáncer por lo que vale la pena hacer el esfuerzo.

Las manchas en la piel no son 100% evitables pero tampoco son infalibles y con un poco de cuidado podemos prevenirlas sobre todo si en nuestra familia se tiende a desarrollarlas. 

Las manchas en la piel pueden ser resistentes.  Eso no significa que no podamos eliminarlas.  Cuando deseamos resultados rápidos, o hemos tratado con cremas y lociones sin obtener los resultados deseados podemos recurrir a técnicas más fuertes. Normalmente en las clínicas de dermatólogos o en las estéticas y spas podemos encontrar tratamientos muy efectivos para eliminar las manchas en la piel no dudes en consultar a un profesional para que diagnostique el tipo de mancha y te ayude a descubrir el origen y combatirla.

*Dra. Ana Cecilia Becerril Sánchez Aldana
Médicina General y Medicina Estética
curriculum

En esta sección:

Sitio elaborado en colaboración con mca.virtual, s.a. de c.v.
México, 1999-2000

arriba