Migraña y alimentación

El estrés provoca la liberación de serotonina, que puede ser causante de una crisis de migraña 

Por Isabel García* 

El origen de la migraña es vascular, aunque no hay una teoría bien definida.

Se dice que durante periodos de estrés se libera una sustancia química llamada serotonina. Esta sustancia ocasiona que los vasos sanguíneos se constriñan y el flujo de oxígeno al cerebro se reduzca. Los vasos reaccionan ante este reflejo y se incrementa el flujo de sangre (se distiende) y causa presión en los nervios. Esto explica porqué la migraña es pulsátil.  

Los ataques de migraña se desencadenan por varios factores, entre los que se encuentran algunas sustancias en los alimentos. Las aminas (sustancias que se encuentran en ciertas proteínas) que causan vasoconstricción y específicamente son: la tiramina, la fenilalanina, flavonoides, alcohol, aditivos de alimento (nitrato de sodio, glutamato monosódico, aspartame) y cafeína.

Los principales alimentos que contribuyen a los ataques de migraña son:

  • Frutas cítricas

  • Café

  • Chocolate

  • Bebidas alcohólicas

  • Bebidas de cola

  • Carne de cerdo

  • Lácteos

  • Nueces

  • Verduras (pimiento, pepinillos, hongos, garbanzo, cebolla, col, tomate, entre otras)

  • Cualquier producto fermentado de soya (salsa de soya, teriyaki, etc)

Tratamiento individualizado 

El principal problema en esto, es que quizá haya alimentos que en ciertas personas desencadenan migrañas y en otras no, por lo que no se puede generalizar en cuanto a qué alimentos son buenos o malos para la migraña. 

El tratamiento debe ser individualizado, quitando de la dieta los alimentos que posiblemente ocasionen los ataques y volviéndolos a introducir para ver si realmente son los que desencadenan la reacción, o sea, aislándolos.  

Recomendaciones:

  • Comer una dieta balanceada (no omitir ningún grupo de alimentos). Además que debe contener alimentos ricos en fibra (granos enteros, frutas y verduras con cáscara).
  • Evitar los helados, o bebidas muy frías, la sal o masticar chicle
  • Tratar de eliminar alimentos que pueden desencadenar la migraña y volverlos a introducir posteriormente.
  • La hipoglucemia también es un desencadenante de la migraña, por lo que no olvides comer cada 4 a 6 horas para evitar los cambios bruscos en la concentración de glucosa en sangre (comidas pequeñas y no muy pesadas).
  • Duerme bien (ni de más ni de menos) 

* Nutrióloga Isabel García de Quevedo
  nutriologa@aerobicos.com.mx

En esta sección:

Sitio elaborado en colaboración con mca.virtual, s.a. de c.v.
México, 1999-2000

arriba